Regresar al discurso del desarrollo autónomo

May 24, 2011 No Comments by

Por:  Laixa Marine Lizardo Montolío A01201029@itesm.mx

En el concepto desarrollo se unen casi cinco décadas de una transformación discursiva que oscila entre dos grandes posturas, la visión del desarrollo como el motor para el crecimiento económico de los países y la perspectiva del desarrollo social y sustentable de los pueblos. En el planteamiento discursivo, ambas posturas coinciden con que el desarrollo es el camino para el fin de la pobreza y la disparidad social, sin embargo, en la práctica, cada uno conlleva a mecanismos de aplicación muy distintos que con sus correspondientes ventajas y dolorosas desventajas.

El presente análisis parte de la perspectiva constructivista para argumentar que complementariamente a estas dos visiones (desarrollo y desarrollo sustentable[1]) existe la creciente necesidad de conceptualizar el desarrollo como un fenómeno autónomo debido a dos razones: (1) que la brecha entre crecimiento económico y desarrollo social se puede disminuir en relación a la creación del conocimiento científico que se derrame en las prácticas locales, como veremos en el caso de India, (2)  que la dependencia hacia las instituciones que se crearon a partir del discurso del desarrollo crea malestar social debido a sus contradicciones internas, ilustrado por el caso de Sudáfrica. Esto nos lleva a que la política exterior de un país está tan condicionado por sus prácticas económicas para el desarrollo que mientras no exista una orientación clara de las prioridades no habrá salida del ciclo de la pobreza.

La visión tradicional u ortodoxa del desarrollo como  inicia en la década de los cincuenta, donde se entiende que desarrollo es la solución al problema de las personas que no tienen suficiente “dinero” para satisfacer sus “necesidades materiales” (Thomas, 1997). Es decir es que un concepto unidimensional de la pobreza que se satisface con crecimiento del poder de compra por persona.

La visión alternativa la ejemplifica Black (2003) cuando argumenta que el desarrollo sostenible se trata de poner “límites al crecimiento” para garantizar “a los seres humanos una vida productiva y sana, pero un progreso que no pusiera en peligro el derecho de las generaciones venideras a su trozo del pastel mundial”.

Otra cara del desarrollo alternativo debe ser rescatada de 1952, establecida por Arturo Escobar al aportar que el pilar del desarrollo es la defensa de la autonomía de los pueblos como “derecho a tener sus propios métodos para su construcción y evitar el empobrecimiento, como propuesta alterna a la democracia y el desarrollo, dos discursos hegemónicos de la modernidad que enfatizan las diferencias entre culturas” (p.10). De esta visión se retoma un aspecto del desarrollo sustentable que se perdió en las décadas, pero que con tres casos actuales es necesario desempolvar, el concepto de desarrollo autónomo, como balance a la dependencia comercial generada por la globalización.

En el caso de India, existe una brecha entre el crecimiento económico de este país que se posiciona como la economía número 11 a nivel mundial, según el reporte anual del Foro Económico Mundial y desarrollo social débil por estar en el lugar número 199 en cuando a índice de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Las contradicciones en crecimiento de India no pasan por alto el hecho de que es un país altamente competitivo a nivel mundial en cuanto a innovación, pero en términos generales es un país que se halla en la etapa 1 del desarrollo, de acuerdo al Foro Económico Mundial, es decir que se basa en actividades primarias. Entonces, los aprendizajes que se pueden concluir del caso de la India es que no es suficiente crear conocimiento científico e innovación, ya que estos indicadores por sí solos no llevan al desarrollo a menos que haya una significativa reinversión en desarrollo social y un derrame de las nuevas tecnologías en las prácticas locales.

Por otro lado, una de las consecuencias de las cinco décadas del desarrollo fue la creación de las instituciones intergubernamentales y las instituciones financieras internacionales, mismas que tienen el objetivo general que mantener la paz  y la estabilidad mundial, lo cual en parte es posible a través de la erradicación de la pobreza y el incremento de la cooperación internacional. Sin embargo, estas instituciones no se han puesto de acuerdo en un solo discurso de desarrollo, lo cual no permite establecer mecanismos específicos que nos van a llevar a los “Objetivos del Milenio”. Por ejemplo, en la década de los ochenta, cuando iniciaron los ajustes estructurales apoyados por la visión ortodoxa del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, y la OMC, causaron que la ONU, la Unión Europea y otros agentes como el PNUD alzaran la voz acerca de los malestares sociales que iba a causar imponer estos lineamientos cual “receta universal” del desarrollo. Producto de esta contradicción países en vías de desarrollo que dependen de los fondos internacionales, se hallan en una dicotomía. Un ejemplo reconocido es el caso de la lucha de Sudáfrica contra las patentes farmacéuticas impuestas desde el Acuerdo TRIPS de la OMC contra la declaración de la Sub-Comisión en la Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la ONU, quien en 2007 declara que el acuerdo TRIPS es una violación a los derechos humanos puesto que impide a todos disfrutar de los beneficios del progreso científico y sus aplicaciones[2]. Cada día en que las estas instituciones no se ponen de acuerdo mueren_ personas en Sudáfrica debido a VIH/SIDA. Mientras Sudáfrica no acepte el Tratado TRIPS, su comercio exterior va a estar atado a las sanciones internacionales, y mientras no proteja los derechos humanos sus relaciones internacionales van a decaer en la era de la globalización. Su autonomía es inexistente.

El tema transversal entre estos dos ejemplos es el poder de negociación que tienen ambos países en la arena internacional. Dado que actualmente la cooperación internacional se ha posicionado como el método ideal para  el desarrollo (por ejemplo al abastecer de capacidad científica y tecnológica a los países en vías de desarrollo), mientras un país no sea capaz de ejercer sus relaciones internacionales a favor de un desarrollo libre de lineamientos impuestos de manera exógena sin sufrir las consecuencias de tomar una decisión libre y mientras siga adecuando sus prácticas económicas para que estos hablen en los términos de las instituciones intergubernamentales (como competitividad e innovación) y deje de lado su realidad de país primario o secundario, estará condenado a transitar los círculos de la pobreza hasta que despierte.

 

Fuentes Consultadas

 

  • Black, Maggie (2003). ¿Qué es el desarrollo internacional? “Desarrollo Sustentable”. Intermon Oxfam, Londres.

 

  • Escobar, Arturo, (1952) La invención del tercer mundo : construcción y descontrucción del desarrollo / Arturo Escobar V. ; traducción de Diana Ochoa. Norma,  Santa fé de Bogotá.

 

  • Intellectual Property Rights and Human Rights, 2000, U.N. Resolució 2000/7. International documents on human rights signed by South Africa: Visitada el 11 de abril del 2011. Disponible en: http://www.paralegaladvice.org.za/docs/chap01/06.html

 

  • Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Informes sobre desarrollo humano. PNUD. http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2005/ Visitada el 11 de abril de 2011 a las 6:54 p.m.

 

  • RAND Science and Technology. (2001) “Science and Technology collaboration: Building Capacity in Developing Countries? Visitado el 11 de abril del 2011 disponible en:  http://www2.lsdiv.harvard.edu/labs/cohen/LiberianScientist/Archives/International%20Collaboration.pdf

 

  • The World Bank. India GNI, PPP. World Development Indicators. http://data.worldbank.org/indicator/NY.GNP.PCAP.PP.CD Visitada el 11 de abril de 2011 a las 7:38 p.m.

 

  • Thomas, Caroline (1997). Poverty, Development and Hunger, “The Globalization of World Politics” Oxford University Press, Londres.

[1] Ver Thomas, Caroline (1997). Poverty, Development and Hunger, “The Globalization of World Politics” Oxford University Press, Londres. P.1

[2] Intellectual Property Rights and Human Rights, 2000, U.N:

[T]hat since the implementation of the TRIPS Agreement does not adequately

reflect the fundamental nature and indivisibility of all human rights, including

the right of everyone to enjoy the benefits of scientific progress and its applications. (p.16)

 

Economía

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
No Responses to “Regresar al discurso del desarrollo autónomo”

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.


Campus Querétaro.net es el portal que agrupa todos los sitios del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro. Si quieres estudiar una carrera universitaria en Querétaro, México, conocer la universidad o consultar más información acerca de los procesos de admisión, becas universitarias y planes de financiamiento, así como toda la oferta académica de prepa, licenciaturas, ingenierías y que ofrece el campus visita http://www.venaltecqueretaro.com
D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Querétaro, México. 2013
Epigmenio González 500 Fracc. San Pablo 76130 Querétaro, Qro.